sábado, 15 de diciembre de 2012

Responsabilidad Social: Desafíos desde Sernac

Tal como se ha señalado en este mismo espacio, desde hace ya un tiempo que en Sernac nos hemos ido metiendo de a poco en los temas que a la práctica y fomento de la Responsabilidad Social respecta, y para ello hemos definido dos caminos que vale la pena revisar a esta altura del año.
El primero, desde luego, dice relación con cómo en tanto servicio público nos hacemos cargo de los efectos que las actividades propias de nuestra función tienen en el entorno social y medioambiental con el que a diario convivimos. Para definir la ruta a seguir nos hemos guiado por el Modelo Chileno de Gestión de Excelencia, específicamente su séptimo criterio encargado de examinar “cómo la organización aborda su responsabilidad con la sociedad, a través de la protección del medioambiente, una conducta ética y legal y de su contribución al desarrollo de la sociedad, en concordancia con las necesidades y expectativas de la comunidad, y con los lineamientos estratégicos de la organización”.
El segundo camino, en tanto, tiene como objetivo central el hacer que las empresas asuman como prioritaria la responsabilidad social que tienen con sus consumidores. Esto no es, ni con mucho, velar por el cumplimiento de la ley (esa una insoslayable obligación que el Sernac ha asumido desde su nacimiento en el marco que la legislación vigente le permite). Nuestros esfuerzos en esta área van por otro lado: Lo que queremos es fomentar que las empresas vayan más allá de los mínimos que exige la ley, y que vean en la protección de los consumidores una oportunidad para fortalecer la oferta que actualmente entregan y así diferenciarse de su competencia.
La Dirección Nacional del Servicio ha encomendado la responsabilidad de liderar estas tareas a su Departamento de Participación Ciudadana, desde donde hace un tiempo, y con la colaboración del Programa de Cohesión Social UE-Chile, publicamos las Directrices de Responsabilidad Social para Empresas en Asuntos de Consumidores; organizamos dos pasantías sobre Responsabilidad Social en distintos países miembros de la UE (en las que participaron funcionarios Sernac y representantes de asociaciones de consumidores y de universidades); coordinamos la entrega del reconocimiento a las mejores prácticas de Responsabilidad Social en Consumo; y tenemos presencia permanente en los consejos consultivos de las empresas que nos han invitado a participar.
Actualmente estamos proyectando el trabajo a realizar durante el año 2013, durante el cual, entre otros objetivos, nos hemos planteado ampliar nuestro radio de acción incentivando a aquellas organizaciones que se dedican al fomento y monitoreo de la RSE a relevar aquellos criterios que apuntan directamente a la acción sobre los consumidores, de modo de incentivar así a las empresas a priorizar la atención que le entregan al principal motor de su negocio: sus clientes.
Junto con lo anterior, mantendremos abiertos todos los canales de comunicación posibles para que representantes de empresas, organizaciones sociales, o de cualquier tipo de institución se acerque a nosotros para contribuir desde su propia expertise a fortalecer de manera conjunta el Sistema de Protección al Consumidor. En Sernac nos asiste la convicción de que realizando un trabajo colaborativo lograremos perfeccionar los mercados y ganaremos todos: las empresas, porque elevarán sus estándares de servicio y fortalecerán la relación con sus clientes; los consumidores, porque verán protegidos su derechos y su libertad de elección; el mercado, porque se volverá más sanamente competitivo y la institucionalidad, porque se validará aún más en su razón de ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario