lunes, 11 de junio de 2012

Lecciones para el Futuro

Ha pasado un año desde que la demanda colectiva presentada por el SERNAC contra la empresa La Polar destapó un caso que venía ocurriendo hace casi 10 años donde los consumidores más vulnerables eran el vehículo del engaño económico más grande de la historia del país. Probablemente, sin esta denuncia, todavía existiría esta práctica.

Por lo tanto, podemos decir que el SERNAC, cumplió con detectar esta situación, denunciarla y junto al Ministerio de Economía, sentar las bases para una solución que beneficiará a todos los consumidores afectados.

Originalmente la empresa presentó una propuesta parcial e insuficiente que no fue aceptada y las autoridades exigimos perfeccionarla y extenderla a todos los consumidores.

Hoy el paquete compensatorio incluye eliminar los cobros ilegales, excluir cualquier cobro adicional que se haya producido en la misma época y aplicar a la compra o al avance en efectivo una tasa preferencial. Una vez limpia la deuda del consumidor, se congela y tiene un plazo de hasta 3 años para que pueda pagarla sin intereses ni recargo alguno. Adicionalmente se devolverá todo pago en exceso que los consumidores hayan realizado y un bono a cada uno del millón de afectados. En consecuencia, la propuesta se hace cargo de lo que los mismos consumidores que acudieron al SERNAC nos pedían; pagar lo justo.

Es así como, la principal batalla del SERNAC fue que la empresa presentara una solución para el millón de afectados y no sólo a los que habían pagado parte de la deuda pues no debemos olvidar que fue su misma práctica de repactar a espalda de sus clientes la que los mantuvo en una espiral de deuda al aumentarle hasta 10 veces los montos.

Con ello, se da una señal clara y potente respecto a cómo se debe actuar ante infracciones masivas pues se está sentando un precedente en cuanto a que no se pueden hacer distinciones y todos los consumidores tienen derecho a ser reparados si sus derechos fueron vulnerados.

Asimismo, hoy los consumidores cuentan con un nuevo escenario donde se han fortalecido sus derechos a través de una nueva Ley: el SERNAC Financiero. Pero también se ha beneficiado el sistema con el fortalecimiento de los gobiernos corporativos, el trabajo más exhaustivo de las auditoras y la mirada más atenta de todos los actores.

El caso La Polar sin duda remeció al país y hoy se están construyendo las bases para el futuro donde los pilares deben ser los derechos del consumidor. Esto nos debe servir de lección para entender que nadie crece pasando por sobre la Ley.

La labor del SERNAC ha sido cumplir su misión recogiendo las problemáticas de consumo y buscando soluciones de raíz que benefician no sólo a los consumidores, sino también contribuye al perfeccionamiento del sistema de economía social de mercado.


Juan Antonio Peribonio
Director Nacional 
Servicio Nacional del Consumidor

No hay comentarios:

Publicar un comentario