miércoles, 30 de mayo de 2012

Desarrollando Responsabilidad Social en Consumo: Reflexiones y desafíos

La Responsabilidad Social es un concepto que cuesta acotar y entender, pues involucra muchas intenciones, declaraciones, buena voluntad, y conjunción de acciones que permitan ejercer el derecho de las personas en diferentes ámbitos. La amplitud de lo que implica ser persona y organización socialmente responsable. 

El esfuerzo de distintas organizaciones internacionales, expertos académicos, empresas locales, gobiernos, multinacionales entre otras, han logrado consensuar mediante un largo proceso de normalización legitimar y aceptar la Norma ISO 26000. Lo propio sucedió en Chile: en el año 2004 se inició el proceso de discusión acerca de la homologación de dicha Norma en Chile. El proceso fue liderado por el Instituto Nacional de Normalización, y en él participaron asociaciones de consumidores, representantes de los principales gremios empresariales y representantes de expertos académicos chilenos, y tras la validación y consenso de todas las partes, se homologó la Norma dando origen a la NCh- ISO 26000 “Guía de Responsabilidad Social”.

Esta norma tiene aplicabilidad para todo tipo de organizaciones, ya sean públicas, económicas, sociales, u otras. Tiene 7 materias fundamentales: 1) Gobernanza de la organización, 2) Derechos Humanos, 3) Prácticas Laborales, 4) Medio Ambiente, 5) Prácticas justas de operación, 6) Asuntos del Consumidor, y 7) Participación Activa y desarrollo de la comunidad.

Como ya hemos comentado en un post anterior, desde hace unos años Sernac viene trabajado en conjunto con la Unión Europea, a través de la Agencia de Cooperación Internacional de Chile AGCI, el fomento del diálogo social en consumo, fortaleciendo la cohesión social en estas materias. A partir de ese trabajo es que se ha establecido como una de las prioridades contribuir a una cultura de consumo responsable y participativa, impulsando así lo que hemos llamado Responsabilidad Social en Consumo (RS+C). 

Así, en el marco normativo entregado por la NCh- ISO 26000, Sernac entenderá la RS como: la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en materia de los asuntos de consumidores (6.7 NCh- ISO 26000). En ese sentido, y considerando el concepto de valor compartido donde cada actor de la sociedad tiene ganancias y responsabilidad en el desarrollo armónico de la comunidad, en Sernac consideramos que el Estado, las empresas y los consumidores/as (organizados o no), deberían tender al diálogo social, procurando siempre el bienestar de los consumidores y consumidoras, exigiendo estándares y buenas prácticas más allá de la obligaciones indicadas por la legislación vigente.  

La puesta en valor de iniciativas de RS+C que ya muchas organizaciones poseen, es una manera de motivar a las industrias y otras organizaciones a promover estas buenas prácticas en materia de consumo.

La promoción de la RS+C es uno de los compromisos que adquirimos como institución para impulsar una cultura de consumo responsable y participativa. Es una temática reciente, que de ser desarrollada de manera ordenada, como es el lineamiento de la Dirección Nacional, debería impactar positivamente la relación con las empresas y los consumidores/as y permitir al Sernac avanzar en una gestión de excelencia. Confiamos en que esto será así, y desde ya los invitamos a aportar al desarrollo de esta labor con sus comentarios u observaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario